11 abr. 2011

Tonolec sigue la huella

En los “Los Pasos Labrados”, tercer disco, el dúo Tonolec ofrece su propia mirada de siete composiciones del repertorio étnico y criollo de Latinoamérica. Puestas en confrontación con la instrumentación electrónica que Charo Bogarín y Diego Pérez utilizan desde su primer álbum, estas canciones clásicas y potentes se transforman ante nuestros oídos una vez más pero no pierdan su valor originario.

En charla con nuestro programa Perez comentó: “Intentamos mezclar lo que es de raíz y es ancestral con la tecnología contemporánea. De esa manera buscamos nuestra esencia. Creemos que se está dando en el país y en Latinoamérica. No hay que olvidar que la tecnología es una herramienta y que el contenido y el concepto lo tenemos que poner nosotros. Cuando está en pos de una idea son útiles pero no hay que quedar esclavos. Desde el comienzo la idea fue hacer una fusión integral y ese planteo se mantiene como una base del dúo”.

Zamba para Olvidar (Daniel Toro), Cinco Siglos Igual, en lengua toba (León Gieco-Luis Gurevich); el chamamé Cacique Catán, en lengua Mocoví (Luis Mendoza y Tránsito Cocomarola), Duerme, Duerme Negrito (recopilada por Yupanqui frontera entre Colombia y Venezuela), El Cosechero (Ramón Ayala) y la gran “Que he sacado con Quererte” de la chilena Violeta Parra, multiplican sus tonos y posibilidades bajo el tratamiento del dúo chaqueño. Es muy interesante también la versión de Antiguos dueños de las Flechas (Indio Toba), de Ariel Ramírez y Félix Luna, donde la que canta es Rosalía Patricio, integrante del Coro Toba Chelaalapí. Este mismo tema aparece como bonus track en formato video, dirigido por Alejandro Butula, en una versión marcadamente electrónica filmada con vestuario y estilismo a cargo de la diseñadora Luz Arpajou.

“En este disco, si bien mantuvimos el idioma y tratamos de seguir difundiendo la lengua toba, abrimos a la música criolla y latinoamericana. Nos pareció interesente hacer como una especia de homenaje a los compositores de ese folklore, para, de alguna manera, reivindicar lo que hay acá. En el caso de las comunidades tobas, la idea es darlas a conocer por lo que tienen y no por lo que les falta, que viene siendo la figurita repetida. Hay cosas que les falta, pero está bueno valorar a una cultura por su música, sus conocimientos con respecto a la naturaleza. Nosotros somos músicos pero lo que hacemos es reivindicar la gran riqueza que existe en las culturas originarias de Latinoamérica”, contaba el músico.

Escuchá la nota

1 comentario:

Anónimo dijo...

Gracias por subir esto! No lo pude escuchar ese dia al programa!