26 jul. 2010

Vida y obra del Expreso Imaginario

La mañana del 6 de agosto de 1976 los kioscos de Buenos Aires y algunas ciudades del interior recibieron el primer número de la revista Expreso Imaginario. Ese mismo día, pero por la noche, el grupo Invisible, que en 1973 había fundado Luis Alberto Spinetta, presentaba su tercer disco El jardín de los presentes” en el Estadio Luna Park.

La coincidencia, o el dato, es insoslayable si se tiene en cuenta que en la particular tapa de cada uno de los 15.000 ejemplares distribuidos aparecía mencionada la nota sobre el propio Spinetta, junto a una de Piazzolla, Walt Whitman y otras, como la “Guía práctica para habitar el Planeta Tierra”. Más allá de que bajo este título se hallara una columna sobre ecología escrita por Pipo Lernoud, muchas personas, en Argentina, vivían horas inhabitables de represión y muerte clandestina que atentaban contra todo forma de organización política, social o cultural. Uno de esos campos en donde había que saber suministrar el aire para poder respirar era la cultura rock, y de esa manera vivió “Expreso Imaginario”.

Tanto desde las páginas del Expreso, como en el concierto de Invisible sobre “El Jardin…” y los días musicales de Piazzolla, había un cierto espíritu cultural de convivencia de época. Si bien la revista fue mutando con el paso de los números debido, entre otras cosas, a los cambios en la dirección (Jorge Pistocchi, Pipo Lernoud, Roberto Petinatto, Osvaldo Ripol) hasta su último número en diciembre de 1982 se convertiría en un estandarte contracultural, y luego de ese periodo, en una escuela sobre cómo hacer periodismo alternativo, o mejor dicho, periodismo al fin. Las notas presentadas abarcaban temáticas que no tenían lugar en las publicaciones masivas de la época y lograron forjar una mirada propia sobre temas que recién con el paso del tiempo ganarían presencia en la agenda pública; Ecología, Pueblos Originarios, Cultura Zen. A todo esto se sumaban las entrevistas y notas a músicos que no solo tocaban rock. Se podía encontrar menciones a figuras del jazz, o, como en el caso de Piazzolla, el tango. A eso había que sumarle el diseño inteligente e imaginativo de cada una de las portadas con sus titulares, dibujos y producciones fotográficas.

Si pensamos en el disco de Invisible, el álbum colmado de canciones hermosísimas, (El Anillo del Capitán Beto, Los libros de la buena memoria, Las golondrinas de Plaza de Mayo, y Que ves el cielo) destilaba un claro color de impronta tango-rock. En marzo de 1976 el joven guitarrista de 18 años Tomás Gubitsch se había sumado al grupo para convertirlo en un cuarteto. El músico venia de tocar y grabar con el bandoneonista Rodolfo Mederos y su “Generación Cero”, grupo clave en la elaboración de ese sonido ciudadano en donde confluían tango, rock y jazz. En la noche de la presentación en vivo del Luna Park la primera parte estuvo dedicada a temas anteriores como trío y luego de un pequeño intervalo, Gubitsch subió con su guitarra eléctrica e Invisible tocó los temas del Jardín de los presentes.

Por su parte Astor Piazzolla convocaría al guitarrista para una gira europea a comienzos del año 77. La experiencia quedó registrada en uno de los discos del Octeto Electrónico más proyectados hacia el rock que fue “Olympia '77” grabado en ese teatro parisino. Astor Piazzolla, bandoneón, arreglos y dirección, Tommy Gubitsch en la guitarra eléctrica, Ricardo Sanz en contrabajo, Gustavo Beytelmann en el piano, Osvaldo Caló en órgano eléctrico, su hijo Daniel Piazzolla al comando de los sintetizadores y la percusión, Luis Ceravolo en batería y Luis Ferreyra en flauta y saxo alto.

De cómo seguir en el viaje

Para revivir la experiencia entrevistamos al poeta, escritor e inquieto periodista Miguel Grinberg que si bien no escribía en El Expreso porque sacaba “Mutantia”, su propia revista, se reconoce como “de la misma tribu”. En la charla nos cuenta pormenores de las reuniones de esos días, en la casa del fundador Jorge Pistochi, analiza la impronta subte de la época y reflexiona sobre temas que siempre lo preocuparon; la ecología y su relación con la política.

1 comentario:

Carolina dijo...

che que lindo
encima ese mismo dia, el 6 de agosdto yo me estaba mudando a mi apartamento en palermo, aSI QUE definitivaamente esa fecha es genial :)