26 nov. 2010

Hoy toca el Berna y sus Compadres - Ajuira las penas!

Hace unos meses atrás en nuestro programa, Fernando Cabrera decía sobre algunos de los compositores de rock más reconocidos del país como Charly, Fito y Calamaro, que cantaban entonando como se habla y eso los hacía particulares. Del no tan conocido Berna se puede comentar algo parecido con solo escucharlo un ratito. En su visita a la radio durante un mediodía caluroso y húmedo, para conversar sobre “Yirundiar”, el nuevo disco grabado con su banda “los compadres”, soltó al llegar: “Dányerus para andar en bicicleta por el centro…alto rocanrol”, y para decir que ya no sale a ver tantas bandas en vivo resume: “Estoy un poco más cacerola”.

De igual modo el espíritu trotamundo que refleja el nombre del álbum sigue intacto en el placer de andar: “Siempre he yirundiado, me encanta. Me gusta conocer lugares, conocer gente, esa sensación es parecida a la que me da tocar. Es difícil de explicar ese sentimiento pero me produce satisfacción. Me atrapan los paisajes. También poder conocer recovecos de la ciudad… Yo hace como quince años repartía cartas, entonces conocí muchos lugares que están buenísimos”.

Es en esa mezcla libertaria de palabras y frases en lunfardo asociadas a algunos términos en inglés que lleva para su molino, desde donde el Berna construye y narra sus historias plenas de emocionalidad. Ahí está como ejemplo el estribillo de “Malavariar”, tema que abre el disco: “Cuando mi locura empiece a resultar peor vas a estar vos / a-pretá esta mano, necesito un empujón, a donde voy / dame lo que tengas para darme y nada mas, quiero de vos…quiero de vos”.

Grabado y mezclado en estudio Blue Room por Franco Mascotti con la asistencia técnica de Diego Longinotti y la Masterización de Carlos Altolaguirre, el disco resulta un traje nuevo para la banda. Apelando a una fidelidad de sonido que no tenía el debut (Mostrando la hilacha - 2005) el cuarteto que completan aparte de Berna en guitarra acústica y voz, Canito en guitarra eléctrica y coros, Cucuza de Incola en bajo percusión y coros y Chicharra en batería y percusión, suena ajustado y directo en su repertorio de folk enchufado y rock clásico norteamericano. Entre los nueve temas, si se cuenta el track cinco “Intro”, con el que en vivo la banda hace un “pequeño sketch”, se encuentran las reversiones de “Volver” y “La Risa de los Drunkers”, dos temas que ya estaban en el primer disco.


Vueltos a los ensayos hace “más o menos un año y medio”, luego de un viaje del Berna por Latinoamérica, el grupo recupero presencia en los escenarios de la ciudad. “Es todo un proceso, primero afianzar las canciones y cuando uno está mas seguro arriba del escenario lo disfruta más. Además tocamos bastante y eso ayuda porque el secreto está en el ensayo y como los pibes viven en Centeno por ahí falta un poco en ese sentido”, reflexionaba el cantante para quien la música es su cable a tierra: “Ahí es adonde canalizo mis penurias y mis alegrías también “.

¿Cuando te diste cuenta que querías hacer canciones, tener una banda de rock?

Yo jugaba al fútbol…y un día fui a un recital que hicieron en Amstrong que se llamó “Zona Rock”, era pichón yo, fue en el ochenta y pico, tendría 13 años. Y ahí y dijimos con un amigo: “faah tenemos que hacer una banda”…así empezamos con Rezaka, hacíamos punk, éramos chicos malos, en serio eh. Después vine a rosario y encontré a Danilo y Cucuza he hicimos “Los hijos de la chingada” que sigue siendo la misma formación de hoy, de hecho en Centeno seguimos siendo la chingada, allá nos dicen “qué decí de Los Compadres si son los mismo” (risas).

Esta noche a las 21.30 en Sala Lavarden (Sarmiento y Mendoza) la banda presentará sus nuevas canciones. Según el Berna se espera al público para “sacudir las pulgas”

No hay comentarios.: