15 oct. 2010

Ariel Minimal - Canción más canción menos

17 años en banda, 12 discos editados, alrededor de 150 canciones y 60 para tocar “más o menos”, según el cantante y guitarrista de Pez. Hace unos días, y antes del show de esta noche a las 21:30 en el Café de la Flor, Ariel Minimal repasó su forma de trabajar junto a Pepo Limeres (Piano eléctrico y órgano), Franco Salvador (Batería y voz), y Fósforo García (Bajo y voz).

“Si bien vivimos de esto somos unos hippies desastrosos. No nos consideramos ni una Pyme (risas), Azione (Artigianale) en realidad tampoco existe. Nosotros somos una banda y vendemos nuestros discos. Después hay otras bandas que también venden sus discos y la ser amigas nuestras eligieron sacarlos por el mismo sellito, que es un logotipo en verdad, pero no hacemos ni distribución, ni difusión ni nada y cada banda es dueña de su disco y de su suerte”.

Mientras la banda ya está haciendo nuevos temas para el futuro álbum que, suponen, saldrá en 2011 van a editar en quince días otro, pero en vivo. “Viva Pez” es el registro de dos shows y tendrá 20 canciones de las cuales 17 fueron grabadas en septiembre del año pasado en La Trastienda y 3, en junio de este año, en Niceto Club. "Solamente se repiten un par de canciones que están en “Para las almas sensibles” (disco doble en vivo 2005), trae muchas de esta última época, posterior a Para las almas… y también muchas de la primer época de la banda. El resultado es como la faceta más cruda y más punk de Pez. Hemos paseado por varios lados y pero el disco se basa en esa faceta”, contó Minimal

El compositor reflexiona que "lo más importante son las canciones" y eso parece verse reflejado en la variedad de proyectos que tiene o en los que participó. Con Flopa y Manza conforma un trío acústico con el que editó un preciado disco homónimo. Además cuenta con los solistas "Un Hombre Solo No Puede Hacer Nada" (2004) y "Un día normal en el maravilloso mundo de Ariel Minimal" y junto a Florencia Ruiz "Ese impulso superior" de 2008, además de ser parte de la banda de Litto Nebbia (La Luz). Refiriéndose a la dinámica de Pez explicó: “Yo creo que lo más importante son las canciones. Si están las canciones ir a grabarlas y fabricar el disco, a esta altura, después de tantos años, nos resulta más fácil. Lo más difícil es tener las canciones pero por suerte están así que no nos frenan. Ya estamos trabajando en temas nuevos que supongo saldrán en un disco nuevo en 2011.

¿Decir “estamos trabajando” implica que son tus canciones llevadas a la banda? ¿Estas mucho haciendo?

No tanto como quisiera, hay cosas de la vida cotidiana, como mi nena, llevarla al jardín y otras cosas. En realidad estamos mucho en la sala con los Pez. Además de tocar en vivo mucho estamos ensayando mucho y ahí surgen canciones nuevas. Y si bien el mayor porcentual son temas míos, siempre todos están trabajando en algún tema nuevo.

¿Y la cocina de definir sobre las estructuras de cada canción o los arreglos también se da en estudio?

En la sala es eso. Quizás ahora para variar el método de trabajo después de hacer dos discos que nosotros consideramos similares (El Porvenir; 2009 – Pez; 2010) quizás variemos un poco nuestro acercamiento a las canciones para ver qué sale. Pero no nos rebanamos los sesos pensando si una canción va con intro o si tiene solo, realmente fluye y vamos bastante a los bifes con el asunto, a esta altura ya nos damos cuenta.

¿Después de cada 12 discos te acordás de todas las canciones?

Para nada…con Pez tenemos un repertorio de 150 canciones más o menos.

Como los autores del tango que cuando se hace su biografía dice “dejó 234 piezas” (risas)…

Bueno yo toqué muchos años con Lito (Nebbia) y él decía que tenía más de mil canciones compuestas y más de cien discos editado. Declara esos números y ya no podés nada (risas). Pero nosotros tenemos alrededor de 50 o 60 canciones de un repertorio que más o menos sabemos tocar. Que mantenemos con los ensayos y los conciertos. Incluso hay canciones que se grabaron en los discos, se tocaron una vez en el vivo y quedaron ahí. Las canciones las recuerdo pero no me acuerdo la secuencia armónica. Sé con que acorde empieza pero cuando se va al puente o estribillo no se como siguen, tengo que buscar un ratito.

¿Con qué tienen que ver los vuelcos musicales disco tras disco?

Yo creo que nos pasó de todo en estos últimos años. Teníamos un muy disco cancionero y cuasi Folk que se llamaba Hoy (2006), ese disco sí fue buscado. Dijimos: “compongamos canciones tranquilas, que no sean rarísimas, que no tengan distorsión. Eso lo buscamos y salió ese disco, y después muchas veces estás a la deriva, trabajando con lo que se te aparece. No tenemos un solo método de trabajo.
¿Y vos personalmente tenés tu espacio, ese laboratorio personal…?

No, no, tenía el refugio cuando la nena era más chiquita, y ella se iba a dormir y yo tenía el sillón de mi casa adelante y era mi lugar en el mundo. Pero ahora me quiero ir a dormir yo antes que ella porque estoy cansado y al otro día empieza temprano el asunto. No tengo esa cuestión de laboratorio o de un lugar donde voy “demiando” mis canciones sino que simplemente son ideas que las vamos viendo al tun tun y en la sala sí vamos viendo darles forma. Yo siempre digo lo mismo, pero es como un equipo de Papi fútbol que juega hace mucho juntos. Entonces cuando uno llega con una canción los otros tres ya sabemos que busca el compositor ahí o qué podemos aportarle. Al toque sabemos qué nos pide la canción. Y además somos gente que toca hace mucho y entonces tenemos la solvencia sufriente para “tocar, pinta la canción y sale.

¿Y descartan mucho, quedán varias afuera?

Se caen un par, pero no es que trabajamos, como sugería Santaolalla, con 50 canciones para encontrar 15. No es que nos sobra material y tenemos que andar eligiendo.

Las afinidades electivas

Cuando en 2008 el grupo celebró los 15 años convocaron a Emilio del Guercio para el show. Consulado sobre la filiación musical con uno de los fundadores de este lenguaje que va camino a los 50 Minimal dijo: “Somos fanáticos de Emilio, pero te puedo nombrar cosas de los 80 también que me gustan mucho no solo de fines del 6o y principios de los 70. Pero siento que no hay un espíritu de ruptura en nosotros. Nos sentimos parte del rock argentino, salimos de todo esto y reconocemos cierta influencia de Aquelarre, Almendra, Los Gatos, García, Miguel Cantilo, Miguel Abuelo, en mayor o menor medida, canción más canción menos sinceramente nos gusta mucho el trabajo que se hizo acá. A veces cuando escribo para medios gráficos de otros países explico que el al rock de acá lo sentimos como algo re argentino. Cuando escucho rock cantado en castellano me pasa lo que le pasaría a mi viejo con el tango. Es ago identificatorio de mi lugar, no es algo traído de los pelos o una importación de una idea. Hace tanto tiempo que se hace rock en castellano hablando de las vivencias nuestras que es algo nuestro. Para mi es más folklore que el folklore, quizás, el rock en castellano. Son más de cuarenta años de cocción local.

De hecho hay una industria discográfica y editorial revisionista del movimiento rock…

Si totalmente, hay mucho para informarse, quizás por los 40 años del rock argentino se conoció un poco más de cosas que estaban ocultas. Los discos de Los Gatos fueron reeditados por Pagina 12 y se vendían en los kioscos de diarios hace dos o tres años pero igual si vas a una disquería y querés comprarlo no está.

Estuvo descuida la industria editorial, de sellos...

La historia, cuidar la historia. Nosotros con Pez ensayábamos en una sala mítica de acá en buenos aires que se llamaba “Estudios TNT”, era donde se grabaron los primeros disco del rock nacional, y no solo eso, también grabaron Piazzolla, Goyeneche, Los Chalchaleros. Ahí hubo como un vaciamiento y cerraron. En cualquier otro lugar eso seria un museo porque es comparable a los estudios Abey Road en Inglaterra. De muchas bandas se han perdido los masters por ejemplo. No se podían escuchar cosas que no fuesen las tres o cuatro más conocidas. Y pre Internet bandas como Aquelarre no las podías escuchar. Y si hay algo bonito que tenemos en un país es la cultura.

1 comentario:

Eliana dijo...

los amo Pez de Buenos aires!!